10 consejos claves para hacer el logotipo de tu marca

1 año ago  •  By  •  0 Comments

Un logo no es simplemente el nombre de la empresa, un logo debe ser un recordatorio inmediato de una empresa o producto. Si se llega a ser capaz de que los clientes reconozcan nuestra marca visualizando solo el símbolo o parte del logotipo, entonces el logo habrá sido todo un éxito.

Incorporar las ideologías de nuestros clientes en un solo gráfico y que además estas funcionen, es todo un reto. En nuestra vida de diseñadores nos encontraremos clientes que se dejaran asesorar, y por consiguiente tendrán más oportunidades de éxito y los que se obcecaran en nombres absurdos que nada tienen que ver con su sector y símbolos sin sentido.

En una época donde todo el mundo debe tener presencia en intenet para apoyar su producto, servicio o empresa, la demanda de diseño de logotipos de primera clase nunca ha sido mayor. Aquí es donde comienza el reto de ser diferentes. ¿Como crear algo original que destaque frente a un océano de competencias? ¿Como crear algo de forma rápida sin perder calidad?

1) Investigación de la audiencia.

 El diseño de un logotipo no debe limitarse a la creación de algo que se vea bonito, debe transmitir un mensaje de marca, directo o indirecto. Tiene sentido entonces que el primer paso para la creación del diseño pase por ser, la investigación de la competencia y del publico directo.

En este paso y antes de comenzar el diseño, es recomendable consultar al cliente ya que nadie mejor que el sabe quién es su publico y que competencia directa tiene. Aconsejaremos a nuestro cliente sobre el camino que debe tomar su diseño ya que la interpretación de su marca puede ser diferente a la de sus clientes. Imaginemos que nuestro cliente vende ropa, no es lo mismo vender ropa de niño que de señora o caballero, el logo debe estar orientado a los clientes potenciales.

2) Sumérgete en la marca

 Si el trabajo que nos atañe va dirigido a una empresa ya consolidada que lo que busca es la renovación de su imagen corporativa, deberemos remontarnos al pasado. “según recomienda Martin Christie deLongo Design London. Antes incluso de comenzar a esbozar ideas para el diseño del logotipo, pasaremos algún tiempo compilando información sobre nuestro cliente, quiénes son, qué hacen y cuál es su publico.

Miraremos con detalle la imagen corporativa de nuestro cliente desde sus inicios y nos preguntaremos que representa la marca para ellos. “Echa un vistazo a los diferentes logos que tu cliente ha empleado desde su fundación,” aconseja Martin Christie de Logo Design London.

Esto puede ser especialmente interesante si se regresa muchas décadas atrás. Seremos capaces de remontarnos al pasado y preguntar a nuestros clientes si quieren posicionarse como una marca de patrimonio o modificar radicalmente su logotipo original en algo fresco y futurista.

3) Guarda todos tus bocetos

 Los bocetos viejos pueden ser una fuente de nueva inspiración”, sugiere Martin Christie . “Es justo pensar que para cada logo que se diseña probablemente se llega a un par de docenas de bocetos antes de decidir cuál de ellos desarrollaremos aún mas”, añade Martin Christie. “Nunca tire estas primeras ideas, forman un recurso valioso.”

Que uno de nuestro bocetos no funcione con un cliente no significa que no pueda funcionar en absoluto. Es por ello que guardaremos todos nuestro bocetos ya que en ellos puede estar la semilla que, con un poco de agua, crecerá hasta convertirse en el logo que buscamos.

4) Investiga en Internet, busca tu inspiración.

 Dos grandes puntos de partida para la investigación y búsqueda de inspiración para el diseño de un logotipo sonLogoMoose y LogoGala.  Si te encuentras en esa fase por la que todo diseñador ha pasado, en la que estas luchando por encontrar ideas, trata de buscar palabras clave en un diccionario, internet o en Google imágenes, en busca de inspiración. Echar mano de bocetos de proyectos anteriores los cuales no llegaron a buen puerto puede ayudarnos a encontrar la solución perfecta.

5) Lucha contra la tentación de imitar

 Todos tenemos nuestros héroes del diseño gráfico y, a veces, los amamos tanto que queremos imitar sus estilos. Bueno, ellos dicen que la imitación es la forma más sincera de adulación. Sin embargo, en el mundo real es sólo una forma perezosa de resolver un problema creativo.

Pregúntate si el estilo estas utilizando es adecuado para las necesidades del cliente. ¿Realmente quieren un diseño de logotipo que tiene el mismo tipo de letra que Saul Bass utilizo para Quaker Oats en los años 70?

6) No deje que los clientes dicten

 El punto 2 no equivale a hacer lo que el cliente nos dice. Debemos saber que el briefing no tiene porque ser una guía exacta a seguir ya que en ocasiones las especificaciones que recibiremos de nuestros clientes estarán incompleta, serán demasiado breves o incluso no serán nada apropiadas. Si creemos que nuestro cliente se equivoca no debemos tener miedo a decirle que su logotipo debe ser icónico y memorable y que su idea no va a funcionar.

Un hombre pateando un pollo vestido como Papá Noel es memorable, pero por las razones equivocadas. Así, al igual que con todo el trabajo de diseño, necesitas manejar las expectativas de tus clientes, establecer metas realistas y averiguar qué es exactamente lo que necesita transmitir.

7) Crea una tabla y úsala como guía.

 Podríamos pasarnos todo el día investigando diseño de logotipos, existen infinidad de libros y sitios web donde hacerlo. Debemos recoger la información que encontremos y condensarla en poco tiempo. Crea una tabla sobre lo que tiene éxito y lo que no, de ese sector para el que vas a diseñar. Luego examina la tabla y utiliza esas reglas como guía para tu propia creación.
8) Dibuja y mira.
Coge lápiz y borrador antes de encender el ordenador.

Para consolidar cualquier trabajo, has de comprimir tus ideas y lo que buscas comunicar en bocetos. La mayoría de las veces estos pasaran por ser a papel y lápiz. Esto te permitirá ser experimental y no quedar atrapado en los detalles más finos. Es tentador pasar directamente al ordenador, pero Ben Powell aconseja resistir este impulso. “¿Qué aprendido a hacer primero, a utilizar un ordenador o un lápiz y papel?” pregunta retórica. “Los Bocetos son una manera mucho más rápida de producir ideas iniciales, incluso antes de tocar Photoshop. No importa que tipo de bocetos hagas, siempre y cuando transmitan tus ideas correctamente y las entiendas.”

9) Crea Vectores

 Llegamos a la mitad de la etapa del diseño de un logotipo, la creación de los vectores.

Después de comenzar con un bosquejo, algunos diseñadores prefieren pasar a bocetos más técnicos sobre papel cuadriculado. Este no es mi caso. Creo que la mejor manera de ahorrar dolor y frustración con las iteraciones posteriores, es producir el diseño usando vectores. Aquí Illustrator (o cualquier programa de diseño vectorial) sera tu gran amigo. Podrás cambiar la escala de tu logotipo sin perder calidad, y una vez terminado exportar a Photoshop.

10) Utiliza objetos inteligentes

 Puedes copiar y pegar el diseño de tu logotipo en Photoshop como un “objeto inteligente” (sin pérdida de calidad escalable), si es necesario combinarlo con otros elementos.

Si vas a crear un logotipo para visualizarlo en pantallas, ten especial cuidado con las líneas finas o tipos de letra muy ligeros. Ten en cuenta también que los diferentes tipos monitores pueden hacer que el texto y los gráficos aparezcan pixelados o rugosos.

Aqui te dejamos 10 consejos claves par crear un buen logotipo